rsz_orando-la-palabra-genesis-15

Orando La Palabra: Génesis 15

Devocional:

Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. (Génesis 15:1)

Abram no tenía que temer el futuro, pues Dios no permitiría que su fiel siervo perdiera la recompensa que le correspondía, y le prometió algo infinitamente mejor que el botín mundano de Sodoma, que rescató de los invasores paganos.

El Señor prometió ser el «escudo» de Abram. Se comprometió a protegerlo y guardarlo de la destrucción – espíritu, alma y cuerpo. También prometió a Abram una «recompensa» muy grande.

Pero la recompensa que Dios da a todos sus siervos fieles está por encima de todo lo que podamos pedir o pensar. Su bondadosa generosidad hace que la riqueza más fabulosa del mundo y las posesiones más preciadas se vuelvan insignificantes e intrascendentes, en comparación con el gozo que se nos reserva en los lugares celestiales. Saber que el Señor es nuestro Escudo y Defensor, debería llenar nuestros corazones de alegría y regocijo, porque estar protegidos por el Dios Todopoderoso y Salvador es el lugar más seguro en el que podemos estar.

No olvidemos nunca que tenemos un Padre fiel cuyas promesas a su pueblo son todas «sí» y «amén» en Cristo Jesús nuestro Señor, y deberían hacer que nuestros corazones se regocijen en el Señor siempre y se alegren en Él por siempre.

Oración

Padre Celestial, gracias por la vida y el testimonio de Abram y por la confianza que demostró, cuando se negó a aceptar cualquier recompensa del malvado rey de Sodoma, sino que confió en Ti para ser su Escudo y Defensor. Gracias porque no tengo nada que temer en este mundo y porque Tú suples todo lo que necesito, según tus riquezas en gloria. Gracias que aquellos que confían en Ti nunca serán decepcionados y que la recompensa que prometes a todos tus hijos está por encima de todo lo que podamos pedir o pensar. Que pueda vivir como un testigo fiel de Tu bondad y gracia y que nunca comprometa el evangelio de Cristo, en cuyo nombre ruego, AMÉN.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link