rsz_el-hombre-en-oracion-de-manana-filipenses-4-13

El hombre que ora # 6: Listos para el desafío

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. (Filipenses 3:13-14)

El soldado bien entrenado en tiempos de guerra es exigente con el entrenamiento, obedece las reglas y no toma atajos, porque sabe que después de 8 semanas de entrenamiento básico su vida depende de ello. Sabe que las prácticas de entrenamiento terminan y que el verdadero juego está a punto de comenzar. Está súper concentrado y decidido en todo lo que piensa y en todas sus acciones. No hay espacio para él fuera de los límites.

El atleta, dice Paul, no puede torcer las reglas a su gusto y seguir esperando ganar. No puede tomar un atajo para obtener una ventaja sobre la competencia o ajustar las cosas según su nivel de comodidad. Tiene que competir limpiamente, respetar los límites y correr duro como todos los demás para tener una oportunidad de ganar el premio. La cuestión es que la competición es más grande que cualquier atleta individual. La principal cualidad de un atleta es su respeto por las reglas. Y cuando gana legítimamente, tiene integridad. Así que entrena bien, compite bien y, cuando llega la hora del espectáculo, se centra en la corona de vencedor. Sueña con estar en ese podio, recibiendo el premio a su duro trabajo y dedicación.

Ahora un agricultor, dice Paul, tiene que ser súper diligente en su temporada de trabajo. Sigue apareciendo mañana tras mañana, poniendo sus manos en el arado. No se queda dormido, y trabaja hasta tarde cuando es el momento de sembrar y cultivar. Soporta los despertares tempranos, los dolores de manos, los olores del fertilizante y las piernas doloridas por andar arriba y abajo de sus campos. Es diligente y decidido durante el tiempo crítico que marca la diferencia entre una buena y una mala cosecha. La promesa de la cosecha lo estimula. No siembra con moderación porque conoce el resultado.

Padre, gracias por darme un propósito y un significado y por mostrarme los límites para ganar la corona que has planeado para mí.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link
Caminando con Dios