Follow Us

08 de Marzo: Una invitación para no rechazar

08 de Marzo: Una invitación para no rechazar
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Escucha:

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Jehová. (Salmos 27:8)

Piensa:

No hay mejor lugar para estar que en la Presencia de Dios. Es en ese lugar de verdadera paz, de verdadera comunión, donde llegamos a conocer a Aquel que nos ama incondicionalmente y conocemos sus propósitos para nosotros. No sólo eso; también es en ese lugar donde recibimos todo, TODO lo que necesitamos, ¡aleluya!

El rey David conocía ese lugar. Conoció la Presencia manifiesta de Dios. Vivió experiencias transformadoras en dicha Presencia. Tanto es así que declaró: «Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro.«, y mi corazón respondió: «Tu rostro buscaré, oh Jehová«. (Salmos 27: 8)

En la adversidad, en Él es dónde se refugió. Cuando era perseguido por sus enemigos, allí se escondía. David escuchó la llamada de Dios para estar en su presencia. Sabía que el único que realmente podía hacer algo por su vida era el Señor, el Señor de los Ejércitos, el Dios Todopoderoso, el Dios de toda la tierra.

En la Presencia de Dios encontramos refugio, seguridad y protección. En la Presencia de Dios encontramos el camino correcto, la dirección y el sentido de la vida. En su presencia hay plenitud de vida, gozo y alegría. En su presencia hay curación, liberación y salvación. En la Presencia de Dios encontramos todos los recursos para ganar las batallas de la vida cotidiana, y seguir caminando con nuestra cabeza en alto.

Por su Presencia cantamos en medio de las luchas. Por su Presencia ofrecemos sacrificios de alabanza. Gracias a su Presencia nos mantenemos en pie. ¿Cómo no podríamos dejar de responder ese llamado? ¿Cómo podemos rechazar la dulce voz del Señor que nos invita a una vida de intimidad, de propósito y de comunión con Él?

Que ese día, cuando oigamos la voz del Señor, nuestro corazón responda como David: «¡Señor, Tu rostro buscaré!

¡Señor, iré! Señor, estoy aquí.

Ora:

Señor, con Tu presencia me consuelas, calmas mis angustias, me das fortaleza para la batella aún cuando pueda pensar que todo esta perdido. Que mi corazón se encuentre siempre dispuesto a atender Tu llamado, porque aún pensando que no pueda tener nada, contigo a mi lado, sé que ya lo tengo todo. 

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Salmos 27:8
Tema del Capítulo – Salmos 27:

En el Salmo 27, el salmista David nos muestra su confianza en el Señor, incluso ante situaciones prácticamente «imposibles». Rodeado de ejércitos o incluso de la muerte, no teme: «Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?»

A pesar de las circunstancias, sólo tiene una petición: «Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.»

Quiere estar cerca de Dios. En la casa de Dios. ¡Qué enseñanza!

En un mundo de traciones y consumista, la Palabra de Dios nos muestra lo que es realmente importante: ¡la intimidad con Dios!

Mientras ora, David escucha la voz de Dios, el Señor le dice: «¡Buscad mi rostro!

El Señor siempre nos insta a buscarlo. Esto es porque Él quiere revelarse a nosotros y darnos la vida verdadera, disfrutando de su gloria.

Esbozo del Salmo 27:

27:1 – 3: El Señor es luz y salvación

27.4 – 7: Una cosa le pido al Señor

27.8 – 14: Busca mi rostro

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link