rsz_orando-la-palabra-genesis-17

Orando La Palabra: Génesis 17

Devocional:

Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. (Génesis 17:5)

Habían pasado muchos años desde que Abram intentó erradamente cumplir la promesa de Dios de tener un hijo tomando a Agar como madre de alquiler, que dio a luz a Ismael. Pero el hijo de la promesa no debía nacer de la lujuria carnal, sino según el propósito de Dios. Abram cayó sobre su rostro cuando el Señor habló y el Señor continuó explicando el pacto entre ellos. «He aquí que mi pacto es contigo, y serás el padre de una multitud de naciones», se le dijo a Abram. «Ya no te llamarás Abram. Tu nombre será Abraham, porque te he hecho padre de una multitud de naciones».

Dios dijo muy claramente que Abram iba a ser Abraham, un padre de muchas naciones y que la Semilla Prometida vendría a través de su esposa… cuyo nombre también fue cambiado de Sarai a Sara. A pesar de ser un anciano de 99 años, cuya esposa no sólo era estéril sino que, a los 90 años, estaba muy por encima de la edad de tener hijos, Abraham cayó sobre su rostro y se regocijó. Se rió con gran alegría ante esta maravillosa noticia.

Fue en este momento especial de su vida que Dios le dio a Abraham la señal del pacto de la circuncisión. Sería una señal que distinguiría a los descendientes de Abraham de cualquier otra nación. Y a través del hijo de la promesa -Isaac- vendría la Simiente Prometida -el Señor Jesucristo-, a través de la cual todas las familias de la tierra serían bendecidas.

Dios trabajó en la vida de Abraham con una visión a largo plazo, y Él trabaja en cada una de nuestras vidas desde una perspectiva eterna. Dios sabe lo que quiere lograr a través de nosotros. Que no sólo seamos salvados por la fe, sino que vivamos por la fe, caminemos por la fe y oremos con fe. Que estemos dispuestos a aprender las lecciones que Él quiere enseñarnos – para que pueda usarnos como instrumentos de Sus planes y propósitos en cada una de nuestras vidas – a Su manera y en Su tiempo.

Oración:

Padre Celestial, al leer la vida de Abraham, veo lo importante que es no sólo ser salvado por la fe, sino vivir por la fe, caminar por fe, y orar con fe. Y así como Abram tuvo que aprender muchas lecciones mientras vivía en la tierra de Israel, ruego que mientras viajo por la vida, aprenda todo lo que Tú tienes que enseñarme y me convierta en la persona que Tú me has destinado a ser. Ayúdame a someterme a Ti, a resistir al enemigo y a reconocer los peligros de los deseos carnales, confiando siempre en la sabiduría de Tu Palabra. Gracias porque obras en mi vida desde una perspectiva eterna. Que mi vida sea un testimonio de Tu bondad y gracia. Te lo pido en el nombre de Jesús, AMÉN.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link