rsz_estudio-y-oracion-de-la-manana-genesis-17

Estudio devocional Génesis 17

Génesis 17 cuenta cuando Dios cambió el nombre de Abram por el de Abraham. El estudio bíblico de Génesis 17 revela además la reafirmación del pacto de Dios con Abraham. En ese mismo capítulo se establece la circuncisión como signo de la alianza y también se cambia el nombre de Sarai.

Un esquema de Génesis 17 puede dividirse como sigue:

Dios renueva su pacto con Abram (Génesis 17:1-4).
Dios cambia el nombre de Abram (Génesis 17:5-8).
Dios instituye la circuncisión como signo de su pacto (Génesis 17:9-14).
Dios cambia el nombre de Sarai (Génesis 17:15-22).
Abraham obedece la orden de Dios (Génesis 17:23-27).

Dios renueva su pacto con Abram (Génesis 17:1-4)

Génesis 17 comienza diciendo que Dios se le apareció a Abram cuando tenía noventa y nueve años (Génesis 17:1). Así pues, entre el relato registrado en Génesis 16 y la narración presente en Génesis 17 hay un intervalo de trece años (Génesis 16:16).

Dios se presentó a Abram diciendo: «Yo soy el Dios Todopoderoso; camina en mi presencia y sé perfecto» (Génesis 17:1). Esta autodenominación de Dios como el Todopoderoso subraya su dominio absoluto sobre todas las cosas. En la secuela también indica que ante sus promesas Abram debía demostrar una respuesta obediente.

En Génesis 17 se reafirma una vez más la alianza de Dios con Abram. Dice: «Haré un pacto entre mí y vosotros, y os multiplicaré extraordinariamente» (Génesis 17:2). El texto hebreo subraya el concepto de «mi pacto»; es decir, un pacto unilateral de Dios con Abram. Sin embargo, esto no significa que Abram y sus descendientes, como beneficiarios de este pacto, estuvieran exentos de responsabilidad (Génesis 17:7-9; cf. Génesis 12:1-3; 15:18-21).

Así que la alianza de Dios con Abram incluye tanto las promesas inviolables de Dios; como la responsabilidad de Abram de actuar con obediencia dentro de esa relación de alianza (Génesis 17:4-15). Abram se postró con el rostro en el suelo y escuchó de Dios la promesa de que sería el padre de numerosas naciones.

Dios cambia el nombre de Abram por el de Abraham (Génesis 17:5-8)

En este contexto, Dios cambió el nombre de Abram por el de Abraham. Abram es un nombre semítico que significa «padre exaltado». Por otra parte, Abraham significa «padre de una multitud de naciones», indicando su gran descendencia como resultado de la promesa de la alianza de Dios.

En el sentido físico, Abraham fue realmente el padre de muchas naciones. No sólo de los israelitas a través de Isaac y Jacob; sino también de los ismaelitas a través de Ismael; de los edomitas a través de Esaú; y de otros pueblos a través de sus hijos con Ketura.

Pero esta promesa encuentra también su pleno y definitivo cumplimiento en la Iglesia que reúne a los verdaderos descendientes espirituales de Abraham por la fe en Cristo, el único que satisface toda condición de la alianza de Dios (Romanos 4:16,17; 15:8-12; Gálatas 3:29; Apocalipsis 7:9; cf. 2 Corintios 1:20; Efesios 2:12,13). Esto queda claro en los siguientes versículos que enfatizan el carácter eterno de la alianza de Dios con los descendientes elegidos de Abraham (Génesis 17:7,8).

Dios instituye la circuncisión como signo de su pacto (Génesis 17:9-14)

Como signo de la alianza, Dios instituyó la circuncisión a Abraham (Génesis 17:9,10). Los pactos bíblicos suelen señalarse con algún símbolo (cf. Génesis 9:12; Éxodo 31:13,17; Lucas 22:20).

Dios ordenó que todos los hombres de las generaciones de Abraham fueran circuncidados a los ocho días. Incluso los esclavos comprados o nacidos en la casa de Abraham debían ser circuncidados (Génesis 17:12).

La circuncisión no era un procedimiento nuevo en aquella época. Otros pueblos antiguos ya adoptaron la circuncisión, pero generalmente en la adolescencia. Sin embargo, el significado religioso de la circuncisión como símbolo de la alianza de Dios con Abraham y sus descendientes era un concepto novedoso. También es muy significativo el mandato de que se practique la circuncisión a los recién nacidos. Esto indicaba que los hijos del pueblo elegido pertenecían a la comunidad del pacto.

En este sentido, la circuncisión sirvió como signo distintivo teocrático de los descendientes de Abraham. El resto de la historia bíblica revela que la mera circuncisión de la carne era ineficaz como símbolo de consagración a Dios si el corazón y los oídos del pueblo no estaban consagrados a Él (cf. Deuteronomio 10:16; 30:6; Jeremías 4:4; 6:10; 9:25,26; Ezequiel 44:7,9).

Dios cambia el nombre de Sarai (Génesis 17:15-22)

Dios no sólo cambió el nombre de Abram, sino también el de Sarai, su esposa. Se cree que el nombre Sarai significa «mi princesa». Así, el nombre Sara parece ser una variante de Sarai que elimina el pronominal posesivo «mi», dejando sólo «princesa».

Dios prometió que Sara concebiría por Abraham y le daría un hijo. Abraham incluso mostró cierto escepticismo ante esta promesa, pues él y su estéril esposa eran muy ancianos. Abraham dijo: «¿Puede un hombre de cien años dar a luz un hijo? ¿Acaso Sara, a sus noventa años, tendrá un hijo?» (Génesis 17:17). Así que Abraham presentó a Dios a Ismael como posible heredero suyo (Génesis 17:18).

Pero Dios aseguró a Abraham que Sara sería madre y su hijo se llamaría Isaac. Dios prometió bendecir a Ismael y hacer de él una gran nación; pero en su soberanía Dios eligió a Isaac como heredero de la promesa y no a Ismael (Génesis 17:19-22).
Abraham obedece la orden de Dios (Génesis 17:23-27)

Génesis 17 termina mostrando cómo Abraham obedeció el mandato del Señor en cuanto a la señal de la alianza. El escritor del Génesis dice que ese mismo día Abraham tomó a Ismael y a todos los hombres de su casa y los circuncidó a todos. Ismael y Abraham fueron circuncidados el mismo día. Ismael tenía entonces trece años, y Abraham noventa y nueve.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link