Estudio devocional Génesis 14

Génesis 14 habla de la guerra de cuatro reyes contra otros cinco reyes. Un estudio bíblico de Génesis 14 revela que Lot fue capturado en esta batalla, pero Abraham pudo liberarlo. Génesis 14 es también el capítulo que marca la aparición de Melquisedec en la narración bíblica.

Un esquema de Génesis 14 puede elaborarse como sigue:

La guerra entre las confederaciones de reyes (Génesis 14:1-11).

Lot es llevado cautivo por la confederación victoriosa (Génesis 14:12-17).

Melquisedec bendice a Abraham (Génesis 14:18-24).

La guerra entre las confederaciones de reyes (Génesis 14:1-11)

Génesis 14 comienza diciendo que una confederación de cuatro reyes hizo la guerra contra una confederación de cinco reyes. La primera confederación estaba formada por: Amraphel, rey de Shinar; Arioch, rey de Elasar; Chedorlaomer, rey de Elam; y Tidal, rey de Goim. La segunda confederación, en cambio, fue formada por: Bera, rey de Sodoma; Birsha, rey de Gomorra; Shimab, rey de Adma; Shemeber, rey de Zeboiim; y el rey de Bela (o Zoar). Todos estos reyes se reunieron en el valle de Siddim (Génesis 14:1-3).

Este tipo de batalla era algo muy común en la época de Abraham. Los reyes solían emprender acciones militares para conquistar otras ciudades-estado. Las ciudades conquistadas se sometían a los conquistadores y les pagaban tributo.

La región a la que se refiere Génesis 14 comprende una zona considerablemente amplia, que va desde la región de Babilonia en Mesopotamia hasta la región que más tarde se convertiría en Edom, al sur del Mar Muerto.

En el episodio registrado en el Génesis 14, parece que algunos reinos vasallos decidieron rebelarse contra sus gobernantes tras doce años de servidumbre. En este punto, Chedorlaomer aparece como monarca destacado, liderando la coalición contra los reyes rebeldes (Génesis 14:4-9). Pero el texto bíblico deja claro que la revuelta de los vasallos no tuvo éxito. La confederación de cinco reyes de la región del Mar Muerto fue finalmente derrotada por la confederación de cuatro reyes dirigida probablemente por Quedorlaomer.

Como resultado, las ciudades-estado derrotadas fueron saqueadas por la confederación ganadora. Entre estas ciudades estaban Sodoma y Gomorra (Génesis 14:10,11). La arqueología no ha podido identificar con exactitud quiénes fueron los cuatro reyes victoriosos. Sólo sabemos que uno de ellos vino de la región de Irak hoy, otro de la región de Irán hoy, y otros dos quizás de la región de Turquía hoy.

Lot es llevado cautivo por la confederación victoriosa (Génesis 14:12-17)

El Génesis 13 muestra la separación de Abraham y Lot, e informa de cómo Lot prefirió trasladarse a la fértil región de Sodoma. Ahora, en Génesis 14, el escritor bíblico ya empieza a revelar lo mala que había sido la elección de Lot. El hombre que había caminado al lado del patriarca Abraham ahora había sido llevado cautivo en la derrota de Sodoma (Génesis 14:12).

Pero una persona consiguió escapar y corrió a avisar a Abraham de aquellos sucesos. Cuando Abraham se enteró de que su sobrino estaba cautivo, reunió a un grupo de trescientos dieciocho hombres sanos de su casa y persiguió a la confederación de reyes que había saqueado Sodoma (Génesis 14:14).

Sin duda fue otro acto de fe de Abraham. Abraham no sólo persiguió a esos saqueadores, sino que los golpeó y los derrotó. Entonces Abraham pudo recuperar todos los bienes que fueron tomados, así como todos los cautivos, entre los que se encontraba su sobrino Lot (Génesis 14:16,17). Sin embargo, la gloria de esa victoria no pertenecía a Abraham, sino al Dios de Abraham, como la secuencia de Génesis 14 deja muy claro.
Recibir estudios bíblicos

Melquisedec bendice a Abraham (Génesis 14:18-24)

Fue en el contexto de la victoria de Abraham contra la confederación de cuatro reyes que el misterioso Melquisedec aparece en la historia bíblica. Génesis 14 dice que Melquisedec era el rey de Salem, y sacerdote del Dios Altísimo (Génesis 14:18). Su nombre significa literalmente «rey de la justicia», de la unión del hebreo melech, «rey», y zedek, «justicia». Además, la ciudad gobernada por Melquisedec era Salem, que significa «paz». Esta ciudad fue probablemente la primitiva Jerusalén.

El escritor del Génesis dice que Melquisedec bendijo a Abraham diciendo: «Bendito sea Abraham por el Dios Altísimo, dueño de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que ha entregado a tus adversarios en tu mano» (Génesis 14:20). Melquisedec trajo a Abraham pan y vino. Esto significa que proporcionó al patriarca una comida completa.

Algunos críticos bíblicos han intentado suponer que Melquisedec era devoto de una deidad cananea. Pero, por supuesto, esto no tiene ningún sentido. El propio Abraham comprendió que Melquisedec era un adorador del Dios verdadero al añadir el nombre divino al título El Elyon que usaba Melquisedec (Génesis 14:22).

Abraham reconoció la superioridad y legitimidad del sacerdocio de Melquisedec y, por tanto, le dio el diezmo de todo el botín de guerra (Génesis 14:20; Hebreos 7:4). En la secuencia de las Escrituras, Melquisedec es identificado como un tipo de Cristo. Esto significa que Melquisedec, siendo rey y sacerdote incluso antes del sacerdocio levítico en Israel, prefiguró el ministerio de Cristo, que es nuestro Rey y Sacerdote. Por eso, tanto el salmista como el escritor de Hebreos hablan del sacerdocio de Cristo según el orden de Melquisedec (cf. Salmo 110:4; Hebreos 7:17,21).

Después de esto, el rey de Sodoma propuso que Abraham se quedara con los bienes recuperados y le entregara sólo a las personas que habían sido llevadas cautivas. De hecho, Abraham tenía todo el derecho a quedarse con los bienes conquistados. Sin embargo, Abraham rechazó la propuesta del rey de Sodoma y no se quedó con nada. Abraham realmente no quería tener ningún tipo de relación con el rey de la malvada ciudad de Sodoma (Génesis 14:21-24).

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link
Caminando con Dios