El hombre que ora # 1: Guerra contra la tentación

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1 Corintios 10:13)

No hay forma de escapar del campo de pruebas de la tentación. Dios dijo que la tentación estaría presente entre nosotros por siempre – y de hecho, es necesaria para desarrollar a un verdadero hombre y llevarlo a un mayor servicio. No es pecado ser tentado. Jesús fue tentado en todos los sentidos. Lo que es necesario es que el hombre de Dios la espere, se adelante a ella, la resista, y no responda al tentador.

Te encontrarás con la tentación. La pregunta es: ¿cuál es tu identidad, quién eres tú? ¿Encuentras hoy los mismos tipos de tentación que hace muchos años? La naturaleza estática o cambiante de la tentación que enfrentas refleja tu crecimiento en Cristo y como hombre.

Retener la sumisión de cierta área en tu vida asegura el estancamiento espiritual. A medida que tu carácter crece y cambia, los ataques también cambian. Satanás no ataca a un bebé en Cristo de la misma manera que a un soldado maduro y disciplinado. Las tácticas cambian en base a tu determinación y disposición espiritual. Él sólo cambia sus tácticas si no puede seguir manteniéndote como rehén a través de las pasiones impuras que explotó. Internaliza esto: El plan de Dios no es la inmunidad a la lucha, sino la victoria sobre la tentación. Dios dijo a los hombres de Israel que les daría la tierra y que saldrían victoriosos. Muchos hombres al escuchar esta promesa se sintieron eufóricos. Pero pasaron de la euforia a la desilusión cuando se dieron cuenta de que tendrían que vestirse, presentarse y enfrentarse al pueblo mano a mano para recibirla. ¿Darles directamente la fe que su Comandante estaba buscando, sin antes ser probados?

Señor, ayúdame a resistir en la tentación y en la prueba para obtener la fe fortalecida que deseas que tenga. 

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link