http://caminandocondios.net/wp-content/uploads/2020/12/devocional-diario-santiago-final.jpg

18 de Diciembre: Dudar o confiar

Escucha:

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. (Santiago 1:2-4)

Piensa:

En situaciones apremiantes nuestra vida espiritual puede parecerse a un péndulo que oscila entre la certeza de la fe y la incertidumbre de la duda. Mismo, que estudiemos y nos sumerjamos en las enseñanzas de las Santas Escrituras, somos humanos y nuestros miedos y angustias podrían hacernos pensar de manera diferente.

Sin embargo, la clave de esta situación no reside en si podremos batallar contra estos sentimientos, sino cuándo y cuánto nos mantendremos en un lado u otro. Y es que son tres elementos los que nos permitirán discernir o inclinarnos por alguno de los dos escenarios en cuestión, estos son: el estado de nuestra fe mientras pasamos por la adversidad, el grado de entendimiento y conocimiento que tengamos sobre El Señor, y los aprendizajes que hallamos acumulado con el fracaso o el éxito en pruebas anteriores vividas.

Ante esta situación, podremos responder adecuadamente, creciendo primeramente en fe para luego superarnos en los dos requisitos posteriores, y para ello será importante que:

  • Pongamos nuestra total confianza en la naturaleza divina de Dios y su sabiduría.
  • Asumamos las dificultades, desde la perspectiva que nos plantean las Santas Escrituras.
  • Estemos conscientes y tengamos presentes las promesas de Dios en nuestra situación.
  • Reflexionemos en cuanto a la fidelidad del Señor en el pasado, tanto en la Biblia como en nuestra vida.

Una fe estable y sólida será solo resultado de nuestra elección por confiar en El Señor por encima de la sabiduría humana y sus concepciones, y todo ello, porque nuestra visión del mundo es limitada y variable, no siendo asi con las verdades que la Palabra de Dios nos revela.

Mantenerse firme en la adversidad es tener la certeza de que el Señor es fiel y le sacará adelante en cada situación.

Ora:

Señor, que mi confianza repose, no en el conocimiento humano, que es limitado y errático, sino sobre las verdades de Tu Palabra que nos enseñan a confiar en Tu poder perfecto y en Tus promesas infalibles. Amén.

Más Palabra Edificada / Fortaleza en tiempos de prueba:

“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.” Deuteronomio 31:6.

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.” Filipenses 1:6.

“… he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.” Mateo 28:20.

“Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.” 1 Pedro 5:10.
“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.” 1 Corintios 10:13.

“Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará.” Salmos 37:5.

“He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?” Jeremías 32:27.

“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.” Juan 14:26-27.

“Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo.” Salmos 55:22.

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza.” Salmos 46:1-3.

“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.” Efesios 6:10.

“Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.” Salmos 18:2.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link
Caminando con Dios