11 de Septiembre: Tres luces

Escucha:

Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió (Juan 6:38)

Piensa:

Dice el doctor F. B. Meyer que una noche oscura sin estrellas, cuando estaba atravesando el canal irlandés, se paró en la cubierta junto al capitán y le preguntó: “¿Cómo reconoce usted el puerto de Holyhead en una noche tan oscura como ésta?” El capitán le contestó: “¿Ve usted esas tres luces? Las tres deben estar en línea una detrás de la otra como una sola y cuando las vemos tan unidas sabemos la posición exacta de la entrada del puerto.”

Cuando queremos conocer la voluntad de Dios hay tres cosas que siempre coinciden: el impulso interno, la Palabra de Dios y las circunstancias. Dios en el corazón, impulsándolo a avanzar; Dios en el Libro, corroborando lo que dice en el corazón; y Dios en las circunstancias, que siempre indican su voluntad. Nunca comience hasta que estas tres cosas concuerden.

Deténgase en la encrucijada, listo para caminar o correr, y no tendrá que esperar mucho tiempo.

Cuando no estamos muy seguros si doblar a la izquierda o a la derecha, ¿no es una bendición que aparezca una señal a la vista? Si no hubiera señales vagaríamos extraviados por muchos kilómetros y en la dirección equivocada si no conocemos el camino.

Dios ha puesto sus señales en el camino desconocido y tortuoso de la vida. Cuando estamos tropezando a ciegas con el peso de nuestra carga, Él guiará nuestros pasos aunque la senda tenga curvas y recodos. De alguna manera Él nos guía: por medio del Libro, de una canción, de un amigo . . . En las horas inciertas y oscuras, no tenemos que tener temor. Cuando estemos en la encrucijada y haya que tomar decisiones, aunque la trayectoria sea desconocida y la luz sea muy tenue, tenga la seguridad de que está por aparecer una señal en el camino.

Guardemos silencio ante Él y creamos que, aun ahora, los mensajeros se apresuran por el camino con la orden o la dirección o la ayuda que necesitamos.

Ora:

Señor, gracias por las señales que pones en mi camino para guiarme hacia el destino final de Tu grandiosa voluntad. Ayúdame a no pasarlas por alto Padre. Amén.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link