10 de Febrero: Instante de paz

(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Escucha:

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27)

Piensa:

Una de las señales por las que reconozco que me deje llevar por la prisa, es cuando al recibir algún mensaje, trato de enviar de la forma mas rapida posible, su respuesta. La desesperación de responder a varias conversaciones al mismo tiempo para resolver distintas ocupaciones, en ese momento me parece lo correcto, pero al final del día sin percatarme, puede alejarme de una de las bendiciones más preciosas que Dios nos ofrece: Su reconfortante paz.

Es un ejemplo pequeño y sencillo, pero relata una realidad que puede hoy estar ocupando la vida de muchos: diferentes situaciones, que nos hacen caer en la corriente de ese río convulsionado que es el mundo actual: el trabajo, las finanzas, la salud, las deudas, las ocupaciones diarias en general.

Para rescatar nuevamente esa paz, deberemos enfrentar con convicción un cambio de enfoque, en como enfrentamos nuestra realidad: ¿Que pasaría hoy si decidimos, en cada parte de nuestras vidas, tomarnos una pequeña pausa, solo un minuto, para respirar, para escuchar, para analizar y luego responder? ¿Qué tal si decidimos apartar un instante de cada día para que el silencio sea el que hable y a través de Él podamos conectarnos a la paz y calma que El Señor nos ofrece?

Si bien es cierto, que hay tiempos en los que la vida nos demanda una respuesta rápida, un accionar urgente y determinado, también existen otros en los que debemos bajar el ritmo, tomar respiro y reorganizar las ideas para luego actuar.

Recuerda, Dios nunca está apurado y siempre llega a tiempo a dondequiera que lo necesites. Sólo desea que dejes espacio para la calma y la paciencia y que seas destinatario de su grandiosa paz: Jehová dará poder a su pueblo; Jehová bendecirá a su pueblo con paz.(Salmos 29:11)

Ora:

Señor, permíteme cambiar la angustia y preocupación, por el confort de tu paz. Cultiva en mi la paciencia y la calma, recordando que es Tu voluntad de bien la que rige mi vida. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Juan 14:27
Tema del Capítulo – Juan 14:

En Juan 14, Jesús continúa instruyendo a sus discípulos sobre varios asuntos relacionados con lo que será después de su partida. Les asegura que será necesario dejarlos, pero que volverá.

Jesús les anima a tener paz.

Incluso en un contexto de dolor y muerte, el Maestro dice palabras de confianza a sus discípulos. Este es el fruto de su unidad con Dios Padre.

Con esto declara: «Yo soy el camino, la verdad y la vida.

Tenemos acceso a la paz, a la alegría, a la salvación y a tantas otras riquezas de Dios, por medio de Jesucristo. Sólo a través de Él.

El Maestro les anima a rezar y profundiza en la enseñanza sobre la Persona del Espíritu Santo, sobre cómo estará con nosotros y nos guiará.

Al final, los bendice con la paz, cuya fuente es Él mismo.

Esbozo de Juan 14:

14.1 – 4: Jesús asegura a los discípulos que volverá

14:5-11: Unión con el Padre

14:12 – 15: La respuesta a las oraciones

14:16-26: La compañía del Espíritu Santo

14:27: Garantía de paz

14.28 – 29: La verdadera alegría

14.30 – 31: Según los propósitos eternos

Comentario Bíblico:
Juan 14:27

Si deseamos saber estas cosas para nuestro bien, tenemos que orar por ellas y depender de la enseñanza del Espíritu Santo; así serán traídas a nuestra memoria las palabras de Jesús, y muchas dificultades serán aclaradas, hasta las que no son claras para otros. El Espíritu de gracia es dado a todos los santos para que les haga recordar, y debemos encomendarle, por fe y orando, que mantenga lo que oigamos y sepamos. La paz es dada para todo bien, y Cristo nos ha guiado a todo lo que es real y verdaderamente bueno, a todo lo bueno prometido: la paz mental a partir de nuestra justificación ante Dios. Cristo llama su paz a esto, porque Él mismo es nuestra paz. La paz de Dios difiere ampliamente de la de los fariseos o hipócritas, como se demuestra por sus efectos santos y humillantes.

Referencias Cruzadas:

Salmos 85:10 – La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron.

Apocalipsis 1:4 – Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

Lucas 1:79 – Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; Para encaminar nuestros pies por camino de paz.

Salmos 29:11 – Jehová dará poder a su pueblo; Jehová bendecirá a su pueblo con paz.

Romanos 1:7 – a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Isaías 55:12 – Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos; los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso.

Efesios 2:14-17 – Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;

Tema Principal:

La inmensa y única paz del Señor

Versículos Temáticos:

Juan 16:33 – Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Lamentaciones 3:17 – Y mi alma se alejó de la paz, me olvidé del bien,

Colosenses 3:15 – Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

Gálatas 1:3 – Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo,

Juan 20:21 – Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.

Romanos 8:6 – Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.

Romanos 5:1 – Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

Salmos 56:11 – En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?

Isaías 54:13 – Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link