Versículos de aliento

01 de Junio: Nuestro Amparo y Fortaleza

Escucha:

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza” (Salmos 46:1-3)

Piensa:

Piensa un momento en la imagen que nos ofrece la promesa de hoy.  Los montes se traspasan al corazón del mar, sus aguas se turban y braman, la tierra tiembla. Y allí estás tú en medio de todo esto. El primer sentimiento ante tan apremiante circunstancia de riesgo, sería el de temer, sentir miedo. Sin embargo las Escrituras nos exhortan a una verdad mayor: Junto a Dios no temeremos

No quiere decir que nunca sentiré nervios por algo, ni que caminaré sin enterarme de los peligros a mí alrededor. No se trata de no ver los problemas que nos causan temor, pero si de observar una realidad que la desesperanza y angustia producidas por el miedo, nos pueden ocultar: El poder maravilloso de Dios sobrepasa cualquier fuerza.

Hay tres palabras que resumen la hermosa promesa que hoy nos muestran Las Escrituras, ellas son : “¡No importa que!” No importa que suceda, no temeremos. No hay porque temer ¿por qué? Porque el Dios que nos ama es infinitamente más grande que todas las cosas.

Ora:

Señor, concédeme el valor para sobreponerme al miedo y la angustia que encuentro en las cosas que se escapan de mi control. Fortalece mi fe para confiar en que ellas están bajo Tu cuidado, de forma que pueda continuar en el camino de abundancia y vida, que tienes planeado para aquellos que Te buscan y Te siguen. Amén.

Comments

Comentarios