Salmos 66-20

Promesa # 358: Su Misericordia No Nos Abandona

“Bendito sea Dios, Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia” (Salmos 66:20)

Comments

Comentarios