Nuestras-Cargas

22 de Octubre: Levanta al Humilde

Escucha:

“Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:6-7)

Piensa:

A todos nos ha pasado, nos cuesta mucho aprender a descansar nuestras cargas en el Senor, a confiar en el plan que tiene para nosotros y no en aquello que nosotros mismos consideramos que es lo mejor. Y es que se nos hace difícil entender, por costumbre, y a veces, es cierto, por terquedad, que lo único que depende de nosotros es el esfuerzo que dedicamos a cada meta, y no los resultados, pues ellos corresponden sólo a la voluntad de Dios.

De allí cabe preguntarse: Ya que Jesús nos invita a depositar toda ansiedad en Él, ¿Por qué muchos de nosotros nos negamos a hacerlo? Tal vez no nos damos cuenta cuán infelices somos cuando llevamos la carga de la preocupación.

La única forma de tener la victoria en nuestras vidas es seguir la sabiduría de Dios, y Él dice que debemos dejar de preocuparnos si queremos tener paz. Entonces, cuando cosas vienen en nuestro camino, hacen que nos preocupemos, necesitamos la ayuda de Dios ¿Cómo lo conseguimos? Primera de Pedro 5: 6 dice que nosotros necesitamos humillarnos.

Eso parece bastante claro y simple, pero algunos continúan luchando porque son demasiado tercos para pedir ayuda. Pero los humildes consigue la ayuda. Entonces, si la manera en que haces las cosas no está funcionando, ¿por qué no intentarlo a la manera de Dios?

Cuando nos humillamos y pedimos la ayuda de Dios, entonces Él es capaz de liberar Su poder en nuestras situaciones. Es solo entonces que realmente podremos disfrutar la vida Así que hoy se humilde y déjalo que Él cuide de tus preocupaciones.

Ora:

Dios, sé que no puedo manejar mi vida en paz por mi cuenta, así que me humillo hoy y pido Tu ayuda. Confío en Ti y te concedo el control de mi vida. Amén

Comments

Comentarios