guia-Dios

Como Tomar Decisiones que Agraden a Dios

Una de las tareas más difíciles que enfrentamos en nuestra vida, es la de tomar decisiones importantes que puedan cambiar el curso de la misma. Siempre llega el momento de decidir qué acción tomar y con ello la duda, de cuál debe ser la correcta para nosotros y para aquellos con los que nos relacionamos.

Como creyentes tenemos una guía precisa, para determinar la mejor decisión y ella se encuentra en la palabra de Dios. Al guiarnos por las escrituras, debemos considerar al menos tres factores importantes.

1. Las Escrituras son la Guía.

Primero, es nuestra tarea obedecer el deber moral que nos revelan las escrituras y saber que si en la decisión que tomamos existen opciones prohibidas por la palabra, debemos evitarlas de cualquier manera. Al ser ciervos comprometidos con la guía que nos da El Señor a través de su palabra, debemos evitar cualquier acción que viole la misma.

De la misma manera, si una de las opciones que podríamos, por alguna razón contemplar, descuida alguno de los deberes a los que nos obliga Dios, debemos evitarla y contemplar aquella que te permita cumplir con tu deber como creyente. Por ejemplo en Hebreos 10:25 se nos indica que el Señor exhorta a sus hijos a congregarse en comunión fraternal con otros hermanos. Si una de las opciones de alguna decisión interrumpe de manera significativa este deber, tendrías que obviarla para honrar al Señor. De allí que en cada opción que valores podrías preguntarte ¿Qué indica la palabra? Si la respuesta es clara, obedecemos su mandato (1 Juan 5:3) y si no existe una referencia, elegimos con la libertad de no temer alguna acción en contra de nuestra fe en Dios. (Romanos 14:2-6, 22)

2. Orar por Sabiduría.

Segundo, las buenas decisiones que glorifican a Dios, vienen de ejercer la sabiduría bíblica. La misma sólo es posible a través del estudio dedicado y diligente de las escrituras. En Santiago 1:5 la palabra dicta: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” Por ello para una decisión sabia debemos pedirle al Señor a través de la oración, su guía, consejo y dirección para poder tomarla y asistirnos también de las personas que nos rodean, para tener, además, una segunda opinión al respecto.

3. Cumplir nuestra voluntad

Finalmente, es parte importante de la decisión a tomar, considerar tu propia voluntad. Si las escrituras, no te ofrecen una clara guía sobre las opciones, toma aquella opción que te indique tu corazón. Encomiéndate al Señor para que obre en la decisión que estas tomando y que a través de sus deseos se materialice el fin que esperas (Salmo 37:4; Filipenses 2:13)

En cualquier caso, recuerda tu compromiso con Cristo en cada paso que des. Sírvete de la sabiduría que el Señor a través de ese regalo hermoso, que con sus escrituras nos proporciona y aleja el miedo de defraudar a Dios en una decisión que tomes por tu propia voluntad. No olvides que el Señor constantemente trabaja a través de nuestras decisiones para acometer sus fines gloriosos en nuestras vidas.

Comments

Comentarios