Frases Cristianas de Fortaleza de Dios

18 de Agosto: Deja que DIOS se glorifique

Escucha:

“Cuando Jesús salió… tuvo compasión de ellos… y sanó a los que estaban enfermos… Mucha gente se le acercó. Llevaban cojos, ciegos, mudos, mancos, y muchos otros enfermos, y los pusieron a los pies de Jesús, y él los sanó. La multitud se quedaba asombrada, y al ver que los mudos hablaban, los mancos eran sanados, los cojos andaban y los ciegos veían, glorificaban al Dios de Israel”. (Mateo 14:14; 15:30-31)

Piensa:

La tradición religiosa dice que Dios es glorificado cuando soportamos abnegadamente el sufrimiento y la enfermedad. Pero eso no es lo que la Biblia dice. Por el contrario, nos dice que ¡Dios es glorificado cuando los ciegos ven, los cojos andan y los mancos son sanados!

En la India o en África, donde la gente desconoce esas tradiciones religiosas, cuando alguien se levanta y dice: “Yo vengo a ustedes como mensajero del Dios altísimo”, la gente lo cree. Cuando ellos oyen decir que Jesús, el Rey de reyes, derramó Su sangre por ellos, y que Dios les ha enviado un mensajero para decirles que Jesús los librará del pecado, de la enfermedad y de la muerte, se llenan de emoción. No discuten acerca de la Palabra de Dios. Entonces, ¿sabes qué sucede?

La gente empieza a ser sanada, a tirar las muletas y a quitarse los vendajes.

Cuando aprendamos a recibir la Palabra de Dios como lo hace la gente de esos lugares, lo mismo sucederá entre nosotros. Dios no hace acepción de personas. Su Palabra actúa en todos. ¡La diferencia está en la manera en que la recibimos!

Ora:

Señor, gracias por tu amor y bondad. Permíteme creer y permanecer a tu lado, haciendo continua mi sed por Tu Palabra, para asi ser digno de beber de Tu Espíritu, que es la fuente inagotable que limpia, renueva, transforma y guía nuestras vidas. Amén.

Comments

Comentarios