rsz_hebreos13-5-6-dev

17 de Octubre: Cuida de Ti

Escucha:

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre. (Hebreos 13:5-6)

Piensa:

¿Te acuerdas cuando, siendo niño, tenías que entregar un proyecto escolar? Todo el asunto parecía abrumador hasta que tu padre o tu madre decían: «Deja que te ayude con eso». Escuchaba tus ideas y te ayudaba a comprar lo necesario. Por fin llegaba el día de montar el proyecto. En lugar de hacer el trabajo por ti, ellos se limitaban a hacerte sentir su presencia mientras tú hacías la labor, y te alentaban con frases como: «Eso está muy bien», y «¡Vaya! ¡Estoy impaciente por verlo acabado!». Sus palabras estimulaban tu confianza y te espoleaban.

Tu Padre celestial te brinda ese aliento del tipo «Eso está muy bien, hijo, sigue adelante». ¡Habla de edificar tu confianza! Cuando te enfrentas a una situación difícil, Él está junto a ti, pronunciando palabras positivas sobre ti, diciéndote que tienes madera para ser lo mejor que puedas llegar a ser. Y, aunque no tomará las riendas —por- que, después de todo, quiere que aprendas de la experiencia—, te aconsejará sobre la marcha.

Lo que nuestras figuras de autoridad, Padre, Madre, Abuelos o personas de confianza, amigos, vecinos hicieron por nosotros al darnos confianza y su ayuda al realizar una tareas, Dios lo hace con nosotros todos los días de nuestra vida.

Por ello te pregunto: ¿Qué afrontas hoy? ¿Necesitas un ayudador? Dios es el mejor de todos. Solo con saber que está a tu lado tu mente se relajará y hallarás la energía necesaria para las tareas a las que te enfrentas.

Ora:

Padre, ¡soy tan feliz de tenerte a mi lado, susurrando palabras de aliento! Eres la mejor ayuda posible. Gracias por tomar mis temores y sustituirlos por confianza divina. Amén

Más Palabra Edificada/Valor:

-«No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.» Isaias 41:10

-«Jehová es mi fortaleza y mi cántico, Y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré.» Exodo 15:2

-«Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, Por lo que se gozó mi corazón, Y con mi cántico le alabaré.» Salmos 28:7

-«Inclina a mí tu oído, líbrame pronto; Sé tú mi roca fuerte, y fortaleza para salvarme.» Salmos 31:2

-«Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.» Salmos 46:1

-«Misericordia mía y mi castillo, Fortaleza mía y mi libertador, Escudo mío, en quien he confiado; El que sujeta a mi pueblo debajo de mí.» Salmos 144:2

-«Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro.» Isaias 25:4

«Oh Jehová, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción, a ti vendrán naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho.» Jeremias 16:19 

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link