rsz_devocional-diario-salmos-119-49-50-dev

15 de Diciembre: Su Palabra es consuelo

Escucha:

Acuérdate de la palabra dada a tu siervo, En la cual me has hecho esperar. Ella es mi consuelo en mi aflicción, Porque tu dicho me ha vivificado. (Salmos 119:50)

Piensa:

La angustia no es una patología ni una enfermedad sino un sentimiento existencial. La angustia no es un sentimiento independiente. Se genera por factores externos e internos. Cada persona siente la angustia de una manera única y con una intensidad única. El sentido común define la angustia como: “opresión en el pecho”. La angustia nos aprieta el pecho, nos roba la paz y nos enferma el alma. Sus efectos son devastadores. Altera el equilibrio de nuestro espíritu y desgarra la esperanza de nuestra alma.

Mientras que la angustia causa todo esto, la palabra de Dios es el antídoto que crea los efectos opuestos, sienta las bases de nuestras actitudes y aptitudes para seguir la voluntad de Nuestro Padre Celestial y nos allana el camino, para glorificarle en pesamiento y obra, en cada paso que damos. Además, La palabra del Señor crea vida en nuestra alma, consuelo en nuestro corazón, y desata los lazos de nuestro ser. La Palabra de Dios es el tónico para nuestro corazón y el refrigerio para el alma afligida.

Por lo tanto, además de la lectura, también es importante examinar la palabra. El que lee, escucha y guarda la palabra recibe consuelo para el día de la tribulación. La palabra vivifica a los muertos de espíritu, restaura a los perdidos, fortalece a los débiles, rejuvenece la esperanza y da ánimo al alma abatida. Es por la palabra que sabemos que nada puede separarnos del amor de Dios.

Ora:

Señor, Te doy gracias por el precioso galardón que son Tus Santas Escrituras, pues son ellas las que guardan las maravillosas enseñanzas que nos iluminan el camino a Tu voluntad. Tu Palabra es la roca sólida sobre la que podemos fundamentar nuestras acciones, nuestras palabras y nuestros pensamientos para seguir Tus pasos y glorificarte. Por ello, ayúdame Padre y dame el discernimiento para estudiarla, comprenderla y aplicarla día a día en mi vida. Amén.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link