PAZ-DE-DIOS

10 de Diciembre: Edificando Su Paz.

Escucha:

“Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente; De generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca. Porque dije: Para siempre será edificada misericordia; En los cielos mismos afirmarás tu verdad. Hice pacto con mi escogido; Juré a David mi siervo, diciendo: Para siempre confirmaré tu descendencia, Y edificaré tu trono por todas las generaciones. Selah” (Salmos 89:1-4)

Piensa:

Hace un mes, realicé un ejercicio para comprobar si mi intuición sobre un mundo convulsionado y voraz era cierta y me dediqué a seguir con detalle los noticieros y diarios nacionales e internacionales. Llegue a la conclusión de que el mundo actual se encuentra absorbido por una adicción al conflicto.

Desde las grandes cadenas periodísticas, hasta las redes sociales, el ser humano es impulsado a sentir una especie de fanatismo por las diferencias. Ver como resultará el final de la historia o de qué forma las partes encontradas resolverán su problema.

Ahora me pregunto: ¿Qué pasaría si en vez de ello promoviéramos el mismo nivel de interés, ya no por lo destructivo de una diferencia, sino por la calma y serenidad de la paz en comunión fraternal?

Sin dudas que el primer paso para cultivar ese cambio de mentalidad, es aprender a conducirnos por el amor que Dios nos profesa y que nos invita a compartir con todos nuestros hermanos. Un amor que perdona, sana y establece. Un amor que da la bienvenida, que compromete y que une. Aquel amor que se extiende  a través del tiempo y que es el medio, junto con la fe, por el que expresamos nuestra gratitud y fidelidad al Señor.

A veces nos hemos olvidado de que ese es el amor por el que debemos luchar y que al final, será el que traerá la verdadera paz del Señor a todos los corazones.

Como dictan las escrituras de hoy, cantemos perpetuamente esa verdad que es el amor y la misericordia de Dios para con nosotros. Edifiquemos así su trono “por todas las generaciones”.

Ora:

Señor, permíteme honrarte dando testimonio del amor y misericordia que me brindas cada día y guíame a ser instrumento de la paz y comunión fraternal a la que nos llamas, ayudando en Tu palabra a los que me rodean.

Comments

Comentarios

Confía en DIOS 

"Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande si confías en Dios, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te hacen aprender y porque nadie es perfecto. DIOS hoy, camina contigo. Feliz Día."

PARA RECIBIR NUESTRO MENSAJE CORTO DEL DÍA EN TU CELULAR, DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN ANDROID.
DESCARGAR APLICACION
close-link